domingo, 26 de septiembre de 2010

No tengas Miedo

[110_04_0038_BiblePaintings.jpg]
"Abram no tengas miedo", esto es lo que leemos en génesis 15 en la segunda parte del verso 1,  es lo que Dios le dice a un hombre al que los sueños y deseos de su corazón, por las circunstancias que vive, parecen irrealizables e imposibles, y se siente amedrentado.  Pero el mensaje de Dios es "Abram no tengas miedo". Amigo ¿Sientes miedo de que tus sueños no se realicen por las circunstancias que vives? ¿No ves delante tuyo un futuro prometedor? Te miras a ti, miras a tu alrededor y dices: "no le veo salida a esto".
Dios tenía un plan para Abram, Dios tiene un plan para ti, y se lo dice de la manera mas tierna que un padre se lo puede decir a un hijo, "Abram no tengas miedo".
A continuación leemos que Dios le dice "Yo soy quien te protege"  (para la palabra proteger la figura que usa es la de un escudo) pregunto ¿quien es el que protege a Abram? y ahora pregunto ¿quien te protege a ti? ¿ pondrás tu confianza en un hombre, en un trabajo, en las riquezas, en tus capacidades?
Yo se que tu  como yo y como Abram en ese momento, respondamos a Dios desde un corazón desalentado, descorazonado y frustrado, pero Dios no hizo caso de la repuesta de Abram. Dios se toma el tiempo para persuadirlo y quitar toda frustración de su corazón. Dios le dice: "las cosas no sucederán como te parecen a ti, las cosas sucederán conforme al plan que tengo para ti".
Abram le dice a Dios las cosas en mi futuro seran de tal y tal manera, nada bueno, y Dios le dice: "No sera así", y este es el momento en que Dios requiere fe de Abram.
Pero para esto, Dios necesita sacarlo de su encierro y llevarlo afuera para que vea y atienda a las palabras, es aquí donde por las cosas que Abram oye y ve, de su interior empieza (dejando atrás todo sentido de frustración) a surgir fe.
En la carpa veía todo lo negativo, Dios lo saca afuera para mostrarle las estrellas,  hablarle y decirle "asi sera tu descendencia".
En este tiempo tu y yo tenemos que aprender a mirar y oír a Dios, a sus palabras, a sus promesas.


Dios no te dejara solo en tus momentos de desaliento, cuando te sientes frustrado.
Dios se acerco a Abram, se acerca a ti y a mi para decirnos "no tengas miedo yo soy quien te protege". el verso 7 dice en la versión Biblia para todos "Yo soy tu Dios, y tu eres mio porque confías en mí"
Ahora te invito a considerar esto en una breve oración dile "Padre Dios quita todo sentimiento de  frustración y desaliento de mi vida, abre mi corazón y mis ojos espirituales a tu palabra y a las promesas que me has dado para mi y para los mios, como hiciste con Abram hazlo conmigo también, persuademe de que cosas buenas vienen, persuademe que hay un futuro mejor, persuademe que para ti nada es imposible, persuademe Dios que delante mio encontrare bendición. Creo Dios en ti y creo también a lo que tu dices de mi. soy tuyo Señor, tu voluntad se cumplirá en mi... Amén y Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada