domingo, 26 de septiembre de 2010

Salmo 55 Yo en ti Confío

"Como quisiera tener las alas de una paloma
Y volar hasta encontrar reposo"

Salmo 55: 6



Si traducimos este pensamiento a nuestro lenguaje actual y cotidiano, lo que quiso decir David es-"¡Quiero desaparecer!" Así, literalmente, este era el profundo anhelo del rey David, cuando lea todo el salmo 55 encontrara expresiones como "Se me estremece el corazón dentro del pecho" "me invade un pánico mortal" "temblando estoy de miedo" "sobrecogido de terror" "me quiero ir a vivir lejos de aquí". Se queja de que la traición o el desengaño vino de su circulo intimo, el verso 12 al 14 en resumen dice: "Si un enemigo o un adversario me fallara lo podría soportar" "Pero fuiste tu, mi mejor amigo".
David no la esta pasando nada bien, y creo que no nos es difícil poder identificarnos con los sentimientos y emociones que expreso en este salmo, ¿quien - en diferentes medidas - no ha experimentado lo que David experimento? Yo lo veo aun en mis hijos adolescentes, y hasta en el mas pequeño que cuenta con 5 años de edad. Somos particulares en ese sentido, nunca esperamos que alguien de nuestra confianza o amistad o intimo nos traicione, nos falle, nos hiera.
Pero estas cosas suceden, y los sentimientos y emociones surgen y como David, queremos escapar, queremos huir, queremos que nos dejen solos.
Sin embargo David le contaba sus penas a Dios, y aquí es donde podemos marcar diferencias.
Tu, amigo mio, no estas solo, eso creo que ya lo sabes, pero aparte de no estar solo, el que está contigo está atento a tus temores, angustias, dolores, a todo lo que te haga sentir mal, David lo encontró, David se sintió escuchado, David se sintió reconfortado.
Y eso hizo que David al final de este salmo dijera "Pero Señor...yo en ti confío". David descanso, David se tiro en los brazos de Dios, y dijo "Papa, yo en ti confío" "Tú me sostienes".-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada